ventas@carle.com.mx   |   (624) 143-1684 ; 143-9761 ; 143-9762
Follow us :-

DENGUE

Biometría Hemática como ayuda en el diagnóstico de dengue

La biometría hemática es de gran utilidad para darnos un panorama y saber como se encuentra el paciente en lo referente a las plaquetas. Un dato práctico para diagnosticar dengue hemorrágico es tener una plaquetopenia significativa, es decir, contar con menos de 120 mil plaquetas. Donde lo normal es de 150 a 450 mil/mm3 o un poco mas. Cuando están por debajo de 100 mil/mm3 se tiene que hacer una biometría a diario y estarle vigilando muy de cerca. También es importante descienden a causa del problema viral.

¿Cuáles son los criterios para diagnosticar el dengue?

-> Fiebre.
-> Tendencia hemorrágica (prueba de torniquete positiva).
-> Hematomas espontáneos.
-> Sangrado de las mucosas, encías, el lugar de la inyección.
-> Vómitos con sangre o diarrea sanguinolenta.
-> Trombocitopenia (menos de 120,000 plaquetas por mm3)

¿Cómo se diagnostica?

Después de un periodo de incubación de 2 a 8 días, en el que puede parecer un cuadro catarral sin fiebre, la forma clásica se expresa con los síntomas anteriormente mencionado. Clínicamente, la recuperación suele acompañarse de fatiga, linfadenopatía y descenso de los glóbulos blancos con linfocitosis relativa. El recuento de plaquetas bajará hasta la temperatura del paciente sea normal. En algunos casos se observa incremento de las aminotransferasas.

Los Casos de dengue hemorrágico muestran mayor fiebre acompañada de fenómenos hemorrágicos, trombocitopenia y hemoconcentración. En una pequeña proporción de casos se experimenta el síndrome de shock por dengue (SSD) el cual, sin atención médica, Puede causar la muerte de 4 a 8 horas.

En el laboratorio clínico se pueden realizar estudios complementarios, como la captación de anticuerpos IgG e IgM, entre otros, y suelen ser usados para confirmar el diagnóstico  del dengue sirviendo para indicar la infección actual. El dengue puede afectar también lo que es la menstruación alentándola o en algunos casos favoreciendo el desangrado de la persona a causa del dengue hemorrágico. Esto se debe a la baja producción de hormonas, principalmente estrógenos durante el periodo de la enfermedad.